Seleccionar página

Pirógrafo

Descubriendo el pirógrafo, una palabra que desconocía. Hay veces que el ordenador, cuando renderiza o exporta vídeos largos, necesita estar en soledad y trabajar a su ritmo, sin que le molestes demasiado. Es entonces cuando voy a la lista de “pendientes”. En esta ocasión, he practicado con un “gadget” para realizar marcas e inscripciones sobre cuero y madera.

pirografo caliente

Lo encontré un día por casualidad, pero pensé que me serviría para personalizar las entregas de sesiones pequeñas, de esas sesiones de familia o pareja, que, también merecen una entrega bonita. Después de escoger la punta que pensaba más idónea para empezar a practicar, lo he dejado enchufado el tiempo que marcaba las instrucciones (si, las he leído, jeje)

pirografo enchufado

Pasados los minutos, y tras comprobar que en la piel también realizaba marcas creativas, he practicado un poco en unas maderas antiguas.

Finalmente, después de ver mi caligrafía, he llegado a una conclusión: el pirógrafo funciona perfectamente, pero mi caligrafía, necesita de bastante más práctica.

madera quemada
En este enlace podéis ver lo sencillo que, aparentemente es videotutorial